Campo da compañía, 50  27400. Monforte de Lemos  (Lugo)   Tfnos. 982400450 / 638742950  Fax 982 410 003   dir.monforte@escolapiosbetania.es

INICIO
HORARIO DEL CENTRO
COMEDOR
CIRCULARES
SEMINARIOS ESO

ENLACES DE INTERÉS

Escolapios Betania

Escolapios Betania Online

Movimiento Calasanz

Itaka Escolapios

Web Escolappios

Educamos

Actividades complementarias

Actividades extraescolares

Web calidad (sólo profesores)

DOCUMENTOS DE INTERÉS

Proyecto Curricular de Centro

Proyecto Educativo de Centro

Reglamento Régimen Interno

Plan de Convivencia

Seguro escolar

¿QUIENES SOMOS?

Certificado de calidad

Carácter Propio

Escuelas Pías y Provincia

Organigrama

Vídeo presentación colegio

Vídeo etapa infantil

SAN JOSÉ DE CALASANZ

Biografía

Pensamiento

COLEGIO HISTÓRICO

Visita virtual al colegio

Conoce nuestras instalaciones

Conoce la historia del colegio

• Animaciones power point:

   - Historia colegio (2,7 MB)

   - Visión escolar (5,5 MB)

La historia del colegio

El edificio y su fundación

El museo

La escalera monumental

La iglesia

El cuadro de Hugo van der Goes 

 

El Fundador:

El Colegio fue fundado por el Cardenal Don Rodrigo de Castro, hijo de la III Condesa de Lemos Dª Beatriz de Castro y del Conde Don Álvaro de Osorio.  La figura del Cardenal tuvo gran relevancia a lo largo del s.XVI: fue consejero de gobierno de Felipe II y Felipe III, además de Arzobispo de Sevilla y protector de grandes escritores y artistas, pero lo que más nos interesa es que fundó este centro para la enseñanza de niños y jóvenes

 

El edificio y su fundación:             

El colegio, de traza herreriana, fue edificado por diferentes arquitectos, unos jesuitas y otros seglares. El plano primitivo fue trazado por el jesuita Andrés Ruiz y Veremundo Resta, aunque si bien los planos definitivos fueron retocados por Andrés Ruiz y el propio Cardenal.

Las obras se iniciaron en abril de 1593 y tuvieron que interrumpirse por diversos motivos, así tuvieron que ser terminadas, tal y como están hoy, por los Padres Escolapios. Estas obras fueron financiadas con el dinero de la venta del cuadro de Van der Goes en 1910. Así se justifica la presencia del escudo de las Escuelas Pías en el claustro, junto con el de los Condes de Lemos, la casa de Alba y el del Cardenal.

El claustro es de estilo dórico con columnas acanaladas y friso decorado con triglifos y metopas. En cada lado de la parte superior hay cinco ventanas sobre las cuales hay un óculo, menos en las del medio que tienen encima un escudo de los ya citados. En la parte superior del lado de la Iglesia hay valiosos ejemplares pertenecientes a la antigua biblioteca, entre los que se hayan varios incunables. 

Desde el claustro se accede a la Iglesia y a las escaleras que dan acceso a las actuales clases de Secundaria.

Subir 

El Museo:

El museo es una pequeña sala que anteriormente fue utilizada como sacristía. Debido a su reducido espacio no alberga gran cantidad de obras, lo que no impide que las que allí se encuentran sean de gran calidad.

 Entre otros hay dos obras de El Greco: la Aparición de la Virgen con el niño a San Lorenzo  o San Francisco y Fray León meditando sobre la muerte. La pinacoteca la forman también cinco tablas de Andrea del Sarto: San Pedro, San Juan Bautista, Santa Inés, Santa Margarita y Santa Catalina (las tres al fondo en la foto)

A parte de estas obras hay dos óleos de la escuela compostelana (El Juicio Final y La Muerte) y un retrato del Cardenal por Francisco Pacheco.

En las vitrinas laterales destacan varios objetos del Cardenal:  un Cristo ceremonial que presidía la Misa, un guante con bordados en hilo de oro procedente de la tumba del Cardenal, varios documentos de gran valo histórico (Libro de cetrería, de Don Pedro López de Ayala; Fortalitium Fidei, de Alonso de la Espina;  la Crónica de Don Enrique III "el doliente", también de Pedro López de Ayala; el Libro de las sentencias, de Pedro Lombardo; un libro de copias notariales con temas sobre la fundación del colegio y el monasterio de Santa Clara; y Crónicas de reyes de Castilla).

Subir 

La escalera monumental  

                                                 

Llama la atención esta escalera por su amplitud (3 metros de anchura) con sus escalones de una sola pieza, en piedra de granito tan compacto que pese al mucho tránsito al que han estado sometidos no se nota ningún desgaste. 

La escalera consta de tres tramos sin aparente punto de apoyo para el central, que se sostiene gracias a un juego de fuerzas que actúan mediante unos arcos apoyados en potentes muros.

Parece ser que fue construida por Juan de la Sierra y Pedro Morlote entre 1594 y 1603.

Subir 

La iglesia:

Pertenece al llamado estilo jesuítico, inspirada en el Gesú de Roma, iglesia madre de los jesuitas. La planta es de cruz latina con los brazos poco desarrollados.

La nave central está compuesta por una bóveda de medio cañón, adornada con casetones y descansando sobre un entablamento jónico, cuyo friso está labrado con una sencilla cenefa.

A los lados se abren huecos para dejar sitio a las ventanas que dejan pasar abundante luz. En el punto más alto, sin contar la cúpula, la altura es de 20, 80 m.

La cúpula de media naranja está sostenida por cuatro arcos torales, en cuyas pechinas descansan cuatro ángeles que sostienen el anagrama de Jesús y el escudo del Cardenal. En las paredes de la cúpula pueden verse los deterioros ocasionados por el terremoto de Lisboa (1755). Esta cúpula termina en una elegante linterna de 4 metros con seis grandes ventanas. El diámetro interno es de 10 metros y el total de 11,80 metros.

El presbiterio, de forma rectangular tiene 9,25 m. de ancho y 6,20 de fondo, levantándose 0,75 m. sobre el suelo de la iglesia. Las naves laterales tienen una galería superior cerrada y capillas intercomunicadas con abertura a la nave central a través de tres arcos flanqueados por pilastras compuestas que terminan en capiteles corintios muy trabajados.

De las capillas laterales caben destacar la del Santo Cristo, obra del escultor italiano Valerio Cioli (autor de las estatuas de la tumba de Miguel Ángel); hecho de mármol de una sólo pieza menos los brazos, fue encargado por Felipe II para el Escorial, pero lo rechazó argumentando que era demasiado musculoso y se lo regaló al Cardenal.

También hay que mencionar la capilla de las reliquias, de estilo Barroco, en la que se recogían numerosas reliquias traídas por el Cardenal de sus viajes a Roma. La mayoría fueron robadas durante las tres invasiones napoleónicas que sufrió Monforte durante la Guerra de Independencia. Se conservan el Lignum Crucis del Cardenal, con dos fragmentos de la Vera Cruz y una espina de la corona de Cristo.

Subir 

 

El retablo (19,85m. x 8,9 m. ) es obra de Francisco Moure, y

está dedicado en su mayor parte a la Virgen María. Fue encargado por los padres jesuitas el 16/11/1625. Consta de dos zócalos y tres cuerpos superpuestos acabados por tres escudos, dos con las armas  del Cardenal y el del medio liso, que debió alojar el anagrama de los jesuitas.

Las principales imágenes esculpidas son el nacimiento de la Virgen, San Ignacio de Loyola, la Anunciación, Visitación a su prima Santa Isabel, la Virgen de la Antigua, la Circuncisión, el ostensorio acabado por un pequeño grupo escultórico que representa el sacrificio de Isaac y la Adoración de los Reyes.

En los pedestales de las columnas aparecen esculpidos los cuatro evangelistas y en los intercolumnios que forman el zócalos superior están las cuatro virtudes cardinales.

A la izquierda del altar se encuentra la estatua orante del Cardenal, única obra en bronce del escultor italiano Juan de Bolonia. Bajo esta estatua se encuentra el cuerpo momificado del Cardenal, tal y como se comprobó en 1942. En frente de la estatua, del otro lado del altar está un cuadro de la Virgen de la Antigua, que el Cardenal tenía en su oratorio en Sevilla.

Subir 

El cuadro de Van der Goes:

Este cuadro ,que hoy se encuentra en una capilla lateral de la iglesia, es una copia del original que se encontraba en el mismo lugar. Su autenticidad fue descubierta por el crítico de arte monfortino Don Antonio Méndez Casal. La dirección del colegio creyó necesario venderlo para poder restaurar lo que ya estaba construido y terminar el colegio tal y como se haya hoy en día.

En un primer momento el cuadro fue ofrecido a Patrimonio Nacional, que se declaró sin fondos para comprarlo, por lo que se pidió permiso para sacarlo a pública subasta. El cuadro fue adjudicado al Kaiser-Friedrich-Museum de Berlín, por unos 1.263.000 pesetas bajo la condición de mandar una copia del original. La copia está tan bien realizada que los expertos dicen que no desmerece del original.

Subir 

 

 © Colegio PP. Escolapios Monforte 2015 - Ver términos y condiciones