Campo da compañía, 50  27400. Monforte de Lemos  (Lugo)   Tfnos. 982400450 / 638742950  Fax 982 410 003   dir.monforte@escolapiosbetania.es

INICIO
HORARIO DEL CENTRO
COMEDOR
CIRCULARES
SEMINARIOS ESO

ENLACES DE INTERÉS

Escolapios Betania

Escolapios Betania Online

Movimiento Calasanz

Itaka Escolapios

Web Escolappios

Educamos

Actividades complementarias

Actividades extraescolares

Web calidad (sólo profesores)

DOCUMENTOS DE INTERÉS

Proyecto Curricular de Centro

Proyecto Educativo de Centro

Reglamento Régimen Interno

Plan de Convivencia

Seguro escolar

¿QUIENES SOMOS?

Certificado de calidad

Carácter Propio

Escuelas Pías y Provincia

Organigrama

Vídeo presentación colegio

Vídeo etapa infantil

SAN JOSÉ DE CALASANZ

Biografía

Pensamiento

COLEGIO HISTÓRICO

Visita virtual al colegio

Conoce nuestras instalaciones

Conoce la historia del colegio

• Animaciones power point:

   - Historia colegio (2,7 MB)

   - Visión escolar (5,5 MB)

 
San  Jose de Calasanz
"El amigo de los niños"

BIOGRAFÍA DE CALASANZ

Nuestro colegio, animado por la presencia de los escolapios tiene como nuestro patrono y protector a San José de Calasanz.


José de Calasanz nació en Peralta de la Sal, provincia de Huesca, en 1556. Recibe una educación cristiana en el seno de su familia, formada por sus padres, Pedro y María, y seis hermanos. Llamado por el Señor, es ordenado sacerdote en 1583, el 18 de diciembre. Tras ejercer en algunas parroquias y como secretario del su obispo, marcha a Roma en 1592 para trabajar personalmente en la consecución de algún cargo en la iglesia.

  Estando en Roma, toma contacto con los barrios más pobres y descubre a los niños callejeros, sin escuela ni posibilidades de ser educados. Poco a poco su corazón va acercándose a ellos. Comienza abriendo una escuela gratuita en la sacristía de Santa Dorotea, en el Transtiber romano. De tal manera se dedica a esta tarea que ya en 1602 reorienta por completo su vida: "Encontré la manera definitiva de servir a Dios, educando a los niños. No la dejaré por alguna cosa". Así nacen las Escuelas Pías en 1617, extendidas por treinta y dos países, donde los Escolapios prolongan la obra iniciada por Calasanz.

Le hicieron sufrir mucho, especialmente los que no aceptaban que también los pobres pudieran ir a la escuela. Incluso, lo llevaron prisionero al Santo Oficio por las calles de Roma.

  Al final de sus días, vio como le cerraban sus escuelas tan queridas, en 1646. Dos años después, el 25 de agosto de 1648, sin perder su esperanza, moría en Roma animando a los escolapios que aún quedaban con él, a perseverar en la reconstrucción de las escuelas, cosa que ocurriría después de su muerte.

 

  La Iglesia reconoció el testimonio de su vida betificándolo el 18 de agosto de 1748, a los cien años de su muerte, y elevándolo a los altares el 16 de julio de 1767. Finalmente Pio XII, en 1948 proclamó a San José de Calasanz "Celestial Patrono ante Dios de todas las Escuelas Populares Cristianas del mundo".

Merecimiento por quien tanto hizo por ayudar a los niños: "Pues si desde los primeros años el niño es imbuido diligentemente en la Piedad y en las Letras, puede preverse, con fundamento, un feliz transcurso de toda su vida".

Nuestro colegio se honra en tenerlo como Patrón, confiando en su protección y ayuda

 

San José de Calasanz, fundó la primera escuela popular y gratuita del mundo, en Roma en 1597, adelantándose nada menos que 200 años a la organización de la escuela pública por parte de los Estados modernos. San José de Calasanz es por ley en muchos países del mundo patrono de las escuelas públicas, donde se le honra cada 27 de noviembre.

 

 

Santa Dorotea

La iglesia de Santa Dorotea, en el humilde barrio del Trastévere romano, pasaría totalmente inadvertida entre las infinitas maravillas arquitectónicas de la Ciudad Eterna, si no fuera porque en ella ocurrió, hace justamente 401 años, un aconteciminto trascendental: la creación de la primera escuela popular y gratuita de Europa y del mundo, llevada a cabo por San José de Calasanz en 1597.

Tan importante acontecimiento revolucionó profundamente a la sociedad entera, haciendo comprender el hasta entonces insospechado poder educativo de la escuela y abriendo a los pobres las puertas del progreso y de su dignificación social.

 

Sacerdote diocesano

San José de Calasanz nació en un pequeño pueblo de Peralta de la Sal, en España, el 11 de septiembre de 1557 (muy probablemente), y allí también transcurrió su infancia. En el hogar aprendió los rudimentos de la fe cristiana y las letras humanas. Hacia los diez años ingresó en un convento-internado de los padres trinitarios, en la población de Estadilla, donde estudió gramática, retórica y poética. Luego comenzó los estudios de filosofía, artes y derecho en la Universidad de Lérida, donde fue el representante de los estudiantes. Después curso teología en las universidades de Valencia y Alcalá de Henares. El 17 de diciembre de 1583 recibió la ordenación sacerdotal en el castillo de Sanahuja.

A los 35 años de edad se embarcó hacia Roma, pero su ánimo era regresar a España lo antes posible, lo que no ocurrió pues murió en aquella ciudad a los 56 años de haber llegado. Había ido a la capital del cristianismo en busca de alguna dignidad eclesiástica, pero renunció a ello pues encontró "en Roma la manera definitiva de servir a Dios educando a los niños y no los dejaré por cosa alguna del mundo", como dijo al embajador del rey Felipe III de España.

 

En el Trastévere

Un día del año 1597, le tocó vishtar el Trastévere (tras el Tíber, el río que atraviesa a Roma), el barrio más pobre; y allí, en la parroquia de Santa Dorotea, descubrió una escuelita donde a la vez del catecismo se enseñaba a los niños a leer y escribir, en un ambiente de moralidad y piedad cristiana. Pensó entonces que aquella escuelita era la solución. Pero había algo muy importante que modificar, y es que sólo tenían acceso a las aulas los que podían pagar. Habló con el párroco, argumentó, gestionó y luchó hasta conseguir que la escuela de Santa Dorotea no recibiera más que a niños pobres. El mismo se quedó como maestro. Consiguió algunos colaboradores. Poco a poco se convirtió en el responsable único del plantel. Fue algo nunca visto. Una escuela para los hijos del pueblo, gratuita. Los historiadores han reconocido que aquella escuela de Santa Dorotea fue la primera escuela pública popular y gratuita de Europa.

 

Escuelas Pías

En 1600, Calasanz trasladó sus escuelas al interior de Roma. Les puso el nombre de Escuelas Pías (Escuelas Gratuitas), y pronto las abrió a toda clase de niños: pobres y ricos, nobles y plebeyos, católicos, protestantes y judíos.

Para dar estabilidad y continuidad a su obra, fundó la orden religiosa llamada de la Madre de Dios de las Escuelas Pías (Padres Escolapios). La primera orden religiosa que hubo en la Iglesia, dedicada totalmente al ministerio de la educación cristiana.

 

Santo

Calasanz, sacerdote y pedagogo español (1556-1648), fue beatificado por Benedicto XIV en 1748, canonizado por Clemente XIII en 1767 y declarado patrono universal de las Escuelas Populares Católicas por Pío XII en 1948. Fundó y propagó por la cristiandad la Orden de las escuelas Pías, totalmente consagrado con voto solemne a la devoción de la Santísima Virgen María, y la enseñanza de la niñez y la juventud.

 

SU VIDA

San José de Calasanz, llamado también de la Madre de Dios, nació en la villa de Peralta de la Sal del recio reino de Aragón, condado de Ribagorza, un Viernes 11 de Septiembre de 1557. Sexto hijo de un herrero noble y cristiano, matrimonio constituido por el señor Pedro de Calasanz y María Gastón, siendo Pontífice romano Pablo IV, y rey de España Felipe II El Prudente.

Fue educado por sus padres en los primeros años de vida, según las costumbres de la época. Siguiendo las enseñanzas maternales y las internas inspiraciones, comenzó a aficionarse singularmente a todos los actos de piedad y, a manifestar infantilmente su veneración al Señor, a la Virgen y a los Santos bienaventurados.

Entre los 9 a 10 años, marcha interno a estudiar, lo cual le habitúa a la vida dura y disciplinada. Tenía 15 años, en 1571, cuando empezó sus estudios superiores en la universidad de Lérida. En 1581, concluyó sus estudios universitarios sin obtener aún su doctorado, el cual le fue otorgado hasta 1592.

Calasanz comenzó a ser clérigo un domingo, 17 de Abril de 1575, en la iglesia del Stmo. Cristo de la Almata, en la ciudad de Balaguer, diócesis de Urgel. El siguiente año, 1576, fue trasladado a la sede de Barcelona.

En 1582, se enfermó y marchó a Peralta. Poco a poco se agravó de su mal, llegó a las puertas de la muerte y entonces le hizo una promesa a la Virgen "Si me curo, seré sacerdote" y súbitamente llegó la curación.

El 9 de Abril de 1583 recibe el Diaconado en Fraga, y por fin el 17 de Diciembre del mismo año, en la capilla del castillo de Sanahuja, es elevado al sacerdocio por el obispo de Urgel, cumplido los 25 años de edad. Durante la Navidad de este año celebra su primera misa.

En 1583, el Ilmo. Sr. D. Gaspar Juan de la Figuera, invitó a Calasanz a marchar con él a Albarracín, a donde había sido trasladado, Calasanz aceptó y marchó directamente desde Peralta a la Serranía de Albarracín para ser familiar de su obispo, ahí permaneció por espacio de 2 años. De 1587 a 1589, estuvo Calasanz en Urgel, como familiar del obispo.

De Junio de 1589 a Septiembre de 1591, estuvo en Tremp. Aquí fue nombrado visitador oficial y vicario general de los cuatro oficialatos de Tremp, Sort, Tirvania y Cardós. En 1592, teniendo 35 años, llega a Roma, donde vivió durante 56 años.

En 1595, rompe las cadenas, da la espalda al mundo y se pone cara a cara con Dios. En este año empieza la vida maravillosamente santa de Calasanz, que entra en una verdadera fiebre de caridad y santificación, al ver la miseria moral y material que azotaba a la gente común de la ciudad. Se queda en Roma, por haber encontrado en ese lugar la manera definitiva de servir a Dios, haciendo el bien y dedicándose a la educación de los pequeños que vivían en la pobreza y la ignorancia.

Inició su labor educadora imbuyendo gratis a los niños del arroyo romano, en la piedad y las letras, comenzó con la catequesis de la iglesia de Santa Dorotea y la convirtió de dominical a diaria, fue el primer grupo escolar gratuito que conoció Europa en 1597, desde entonces, dedicó su vida a educar a los niños pobres de Roma y fundar escuelas populares en otros lugares de Europa.

En 1600, abre su primera escuela. El instituto de las escuelas Pías, fue fundado en el Transtíber romano, en la iglesia de Santa Dorotea, junto a la Puerta Settima, por algunos cofrades seculares de la Doctrina Cristiana.

En 1602, Calasanz dejó el palacio de los Colonna y se entregó totalmente a las escuelas. En ese entonces los alumnos era ya 700 completamente gratuitos y le llamó a las escuelas "ESCUELAS PIAS". Calasanz era prefecto de las escuelas. Las Escuelas Pías son instaladas definitivamente en la casa adjunta a la iglesia de San Pantaleón, en 1612, considerada por ello como Casa Madre de la Orden.

El 14 de Enero de 1614 el Papa Paulo V firmaba la unión de las Escuelas Pías a la Congregación Luquesa de votos simples.

En 1617 Calasanz consiguió de Pablo V, la erección de una nueva Corporación religiosa, instituyéndose en la Iglesia con el nombre de "Congregación Paulina de los Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías", así el 25 de Marzo de 1617, José de Calasanz y 14 de sus amigos que tomaron la sotana escolapia en la capilla la Aparición, en San Pantaleón, constituyen la primera comunidad oficial de escolapios.

El 15 de Septiembre de este mismo año tuvo su origen el querido santuario a la reina de las escuelas Pías, en la ciudad de Frascati en Roma, regalando Calasanz la primera imagen de la prodigiosa Virgen.

Cuatro años después, Calasanz contaba con 60 escolapios en activo y nuevas fundaciones.

En 1620 Calasanz fue a Narni, a escribir el reglamento que necesitaba el nuevo instituto de las escuelas Pías, allí permaneció casi cinco meses hasta el 17 de Febrero de 1621.

El 8 de Agosto de 1621 el Cardenal Miguel Angel Tonti firmó un dictamen aconsejando al Papa la elevación a orden religiosa la Congregación de Calasanz y el Papa Gregorio XV firmaba en Roma el 25 de Agosto, su aprobación elevando las Escuelas Pías a orden de votos solemnes.

El 31 de Enero de 1622 el Papa Gregorio XV aprueba las constituciones de la orden y el 28 de Abril de 1622, nombra a Calasanz general de las Escuelas Pías, por un período de 9 años.

En 1623 Calasanz compone la oración "La Corona de las 12 Estrellas", invitando a practicar la devoción a la Santísima Virgen María..

El 12 de Enero de 1632, el Papa Urbano VIII resolvió nombrar general vitalicio a Calasanz, al ver la unanimidad con que todos aclamaban a su venerable fundador. San José de Calasanz, dedicó su vida a los niños y la enseñanza, abarcó en su frupo escolar todas las enseñanzas primarias y secundarias, desde los párvulos, las escuelas de leer, escribir, cuentas y, las de latín y humanidades. Su donación personal a la enseñanza directa fue total y absoluta, desde 1597 a 1648.

 

ESCUELAS DE CALASANZ

Calasanz, no sólo quería fundar una escuela elemental gratuita, es decir no sólo limitada a la escritura, lectura, ábacos y doctrina cristiana, él quiso complementar con los elementos de una modesta formación humanística para poder proporcionar así, a sus pobres una cierta cultura general que les pudiera abrir el camino para diversas profesiones, hasta entonces imposibles de alcanzar para ellos.

Abarcó en su grupo escolar todas las enseñanzas primarias y secundaria, desde párvulos, y basó su orden en el lema "Piedad y Letras", la conjunción de la evangelización y la promoción humana a través de la educación.

 

DEVOCION A LA VIRGEN MARIA

San José de Calasanz fue devoto de la Virgen desde su infancia, quiso llamarse "José de la Madre de Dios". Este amor Mariano personal lo transmitió a su obra, haciendo del culto a María una de las piedras angulares de su institución. Educó a los niños en la devoción a la Virgen y siempre expuso su imagen a la mirada de ellos para que la veneraran como Madre y su guía en la fe. Les recomendaba invocarla antes del descanso, los invitaba a rezarle en voz baja el rosario y deseaba que cada lección se concluyese con una oración a María.

La oración, Corona de las doce estrellas, compuesta por Calasanz, era recitada a diario en las Escuelas Pías, para que se hicieran dignos de la protección de la Virgen en la vida y en la muerte.

La protección Mariana quedó plasmada en el escudo de la congregación de las Escuelas Pías, formado por las letras M y A, cruzadas, que simbolizan el nombre de María, con una corona encima, una cruz y con las letras griegas en la base que significan <Madre Dios de >.

 

ESTUDIOS REALIZADOS POR CALASANZ

1563: Estudios de primaria los realizó en Peralta.

1567: Latín y Humanidades, en Estadilla.

1571: Filosofía y Derecho civil, en Lérida.

1577-1579: Teología, en Valencia y Alcalá de Henares Sacó en Barcelona el título de Doctor en Teología.

 

MUERTE, AUTOPSIA, EXEQUIAS Y SEPULTURA

San José de Calasanz, murió el 25 de Agosto de 1648, a la edad de 90 años. Los médicos que lo atendieron dictaminaron que su padecimiento se debía a la vejez y la debilidad, Calasanz siempre sostuvo que los médicos no conocían su mal y que su padecimiento era del hígado.

Antes de morir, Calasanz pidió le hicieran autopsia a su cadáver para que se comprobara lo que él porfiaba de su mal.

Al momento de su muerte, le fue realizada una mascarilla de su rostro para poder inmortalizar la imagen del santo, y a continuación se procedió a realizar la autopsia, la cual se practicó con la presencia de los médicos Castellani, Prignani, Berlinzani y el practicante Cristóbal, además del padre superior, el enfermero y siete padres más.

Primeramente le levantaron la tapa de los sesos, le extrajeron el cerebro y lo colocaron dentro de un tarro de cerámica, después le abrieron la región abdominal y le sacaron el hígado y el bazo, del pecho le sacaron el corazón y finalmente por debajo de la barbilla le extrajeron la lengua.

Con la autopsia se comprobó que el corazón de Calasanz, tenia un tamaño mayor de lo normal, y que el hígado estaba empequeñecido y compacto, confirmándose que fue la causa de sus terribles ardores que le causaron la muerte.

En tarros de cerámica con mayólica blanca se guardaron cuidadosamente la lengua, el hígado y el bazo; y en una copa de cristal colocaron el corazón.

Los recipientes se guardaron en un armario de nogal cerrado y sellado, con el atestado escrito correspondiente, dentro de la habitación del santo, la cual también fue cerrada. El cadáver fue rellenado de cal, hojas de laurel y naranjo, se le cosió la piel y se le vistió de nuevo, recobrando su aspecto santo.

El día 27 el cuerpo seguía flexible, sin el menor síntoma de descomposición y hasta decían que con suave olor. El féretro fue depositado sobre humilde catafalco, en medio de la iglesia de San Pantaleón, bajo la mesa del altar.

El día de las exequias fue verdaderamente muy popular dado los milagros que dl santo realizó a partir de esa fecha. El sitio de su sepultura fue lugar predilecto de oración y de realización de milagros.

El 1669, a los 21 años de enterrado, se desenterró oficialmente para público reconocimiento, pero el cadáver había sufrido el proceso normal de descomposición. En 1686, a los 38 años de la primera sepultura, volvió a desenterrarse y reconocerse; del cadáver no quedaban más que los huesos, los cuales fueron trasladados a la nueva sepultura de la iglesia nueva.

El 2 de Agosto de 1748, se procedió a la apertura oficial del armario, encontrándose las vísceras incorruptibles, el corazón estaba fresco y rojo exhalando un olor suave. La masa encefálica se había corrompido.

El 18 de Agosto de 1748, en la Basílica del Vaticano y en ceremonia solemne Calasanz es Beatificado por Benedicto XIV.

El cuerpo fue sacado de nuevo de su segunda sepultura, con motivo de la beatificación; se puso en caja aparte el cráneo y los restantes huesos se depositaron en un pequeño altar.

Cuatro años más tarde, en 1752, las vísceras fueron colocadas en el relicario actual de plata y cristal. El cráneo pasó al relicario grande, en la parte inferior de la urna, colocado entre el hígado y el bazo.

El 16 de Julio de 1767 Clemente XIII, inscribió a Calasanz en el catálogo de los santos y con motivo de su canonización, los huesos del esqueleto sin el cráneo fueron depositados bajo el ara del altar mayor, en la iglesia de San Pantaleón, lugar donde tanto se santificó y donde trabajó para santificar a los demás.

Al tercer centenario de su muerte y segundo de su Beatificación en 1948, Pío XII declaró a Calasanz Celestial Patrono ante Dios de todas las escuelas populares cristianas del mundo. En homenaje nacional el relicario conteniendo su lengua y corazón fue trasladado a España desde Roma.

 

MILAGROS

San José de Calasanz hizo muchos milagros, en vida, ante su cadáver y ante algunas de sus reliquias , algunos de los más conocidos son:

- En una riña entre niños, uno le sacó un ojo al otro con un tintero, San José de Calasanz se lo colocó en su órbita, le hace la señal desde la cruz y el niño queda curado.

- Cuando el padre Alachi había sido desahuciado por los médicos y habiendo recibido los sacramentos en espera de su muerte, dijo Calasanz que pronto curaría, a la pocas horas de su pronóstico el padre ya estaba restablecido.

- En Nápoles curó milagrosamente al médico Aniello di Falco.

- En Italia curó milagrosamente de la peste a algunos Escolapios enfermos.

- Victoria Gracchi, le llevó a Calasanz a Paquito que tenia sus piecitos torcidos, el Santo tocó sus piernitas y rezó unas oraciones, los piecitos del niño quedaron normales.

- El cuerpo sin vida del niño Blasi, ahogado por su madre mientras dormían, fue entregado a Calasanz el cuál lo levantó hacia la Virgen cantándole la Salve, al terminar el niño estaba con vida.

- Salvador Morelli, paralítico de medio cuerpo, empezó a andar al besar los pies del Santo, cuando su cuerpo yacía aún en la iglesia.

- La hermana Cristina Ceccherine, estaba paralítica por una ruptura de la columna vertebral, y se curó instantáneamente ante una reliquia del Santo. OBRAS

Calasanz hizo una donación personal total y absoluta desde 1597 a 1648. Difundió su obra docente por todos los estados pontificios y formó medio millar de educadores profesos, dos años antes de su muerte existían 37 escuelas, también dejó varias aportaciones pedagógicas:

- Su pensamiento en las Constituciones de las Escuelas Pías

- Varios alegatos en defensa de los pobres.

- El documento príncipe de la pedagogía escolapia.

- Varios reglamentos de internados y congregaciones marianas.

- Más de 4,700 cartas que contienen normas y sugerencias pedagógicas, recomendaciones y oraciones.

- Un catecismo para los más pequeños.

- La nración "Una Corona de Doce Estrellas" en honor a María.

- Un Reloj de la Pasión de Cristo

- Perfeccionó la enseñanza del latín.

- Fue inspirador de ( 4 ) grandes obras: Liber de pia educatione, Libro apologético de las Escuelas Pías, Apología de las Escuelas Pías y Defensa de las Escuelas Pías.  

Subir

 

 

 

 © Colegio PP. Escolapios Monforte 2015 - Ver términos y condiciones